Mundo empresarial

Qué es el growth hacking y cómo aplicarlo en su empresa

3 noviembre, 2021
Growth hacking

La necesidad de crecimiento y de conseguir resultados que permitan estabilidad, reconocimiento e innovación en una empresa, en tiempo corto, es posible hoy gracias al growth hacking. 👈

¿Le suena? El growth hacking se refiere a un grupo de estrategias centradas exclusivamente en el crecimiento (growth) de un negocio. Así de simple y sencillo lo describe el portal especializado Platzi.

El término como tal fue creado por Sean Ellis, fundador y CEO de GrowthHackers, en 2010, quien lo define como “un tipo de marketing basado en experimentos”. Empresas como Facebook, Dropbox y AirBnb lo han aplicado logrando exitosos resultados en crecimiento. 👏🤩

¿Qué es el growth hacking?

Growth: crecimiento, viralidad

Hacking: viene del concepto de hackear, pero visto como una habilidad de encontrar soluciones creativas para resolver problemas.

Es decir, es una solución creativa que implementa estrategias disruptivas optimizando costos y presupuestos  para lograr que las empresas adquieran y retengan clientes. Ese es el objetivo principal: adquirir el mayor número posible de usuarios o clientes, reduciendo al mismo al mínimo la cantidad de dinero gastado. 💪

De acuerdo con la propuesta de Sean Ellis, para la implementación de las estrategias es necesario llevar a cabo experimentos: elaborar hipótesis, verificar su validez, hacer pruebas y, por lo tanto, descubrir brechas y oportunidades que permitan crecer a la empresa.

Platzi también explica que “mediante el growth hacking, se puede escalar el negocio más rápidamente, basándose en datos cuantitativos confiables (data-driven marketing), y producir nuevos productos y servicios apalancados sobre el éxito de una adquisición y retención optimizadas”. El sueño de todo empresario o emprendedor. 😉

Interesante y llamativo, ¿cierto? Toda empresa desea aumentar sus clientes, fidelizarlos, hacerlo con el mínimo presupuesto, y además, crear nuevos productos o servicios. Por eso, veamos cómo aplicar el growth hacking. 

¿Cómo implementar el growth hacking?

Básicamente se puede resumir en:

Creación del producto o servicio

Es la base del marketing, de la creación del mismo negocio y del growth hacking; sin embargo, el plus está en crear productos que las personas realmente quieran usar, que respondan sus necesidades. 👍

En esta fase se recomienda usar la Regla del 40%, creada por Sean Ellis. Consiste en verificar mediante un cuestionario cómo se sentirían los clientes (reales) si el producto dejara de existir. Si el 40% o más de los encuestados responden “muy decepcionados”, quiere decir que el producto ha conseguido el estado “must-have” o “muy necesario”. 

Trucos o ideas creativas de crecimiento

Aquí es donde se hace uso del famoso embudo de conversión para revisar el comportamiento de los usuarios. Lo que significa que se debe analizar el proceso que hace el usuario, desde que escucha del producto o marca, hasta que se convierte en cliente. 👏

O en palabras más exactas, revisar el proceso de atracción, conversión, recurrencia, facturación, y recomendación del cliente; aprovechando herramientas gratuitas o estrategias orgánicas (no pagas, que no necesitan presupuesto de inversión en publicidad). El portal de IEBS recomienda, por ejemplo:  

  • Atracción y conversión: home page, blog, landing page, donde queremos que llegue el usuario y conseguir un lead. 
  • Recurrencia: email marketing, remarketing, nuevas funcionalidades, contenido de valor para reactivar al usuario.
  • Facturación: “es la consecuencia natural de un engranaje y una estrategia perfectamente establecida para cada tipo de cliente”.
  • Recomendación: los clientes son los promotores de tu marca. Acá funciona el boca a boca con los clientes leales que tienden a recomendar el producto o servicio a sus conocidos, y que se puede combinar con programas de fidelización. 

Definición de objetivos de crecimiento o growth hacking

Sí, el objetivo principal es crecer. Sin embargo, ¿cómo lograrlo? Se deben trazar objetivos específicos, metas dentro del proceso para tener un tiempo límite y cumplir. ✍️

Acá, según IEBS, se puede definir con base a las herramientas que se vayan a usar para “hackear el crecimiento del negocio”: 

  • Cuántos consumidores se quieren conseguir por semana
  • Cuántos emails se tendrá que enviar y cuántas compras deben reflejar
  • Cuántas nuevas funcionalidades se van a lanzar, en qué tiempo y cómo se medirá su aceptación. 
  • Cuántos contenidos se van a implementar y cuántos leads traen en un tiempo específico. 

Ahora bien, recuerde no solo es cuántos likes recibió la publicación del nuevo producto, o cuántas personas abrieron el correo. Tal vez es un número impresionante, pero al revisar no trajeron ni una venta. Ahí, es importante revisar, hacer cambios y volver a testear.  🤔

Growth hacking no es solo lanzar la idea, conseguir los clientes y listo. Se necesita todo un proceso de mejora continua y optimización para siempre brindar la mejor experiencia a los clientes. En Seguros Bolívar le ayudamos a que su empresa esté a la vanguardia. 💚

¿Qué tan útil le pareció este contenido?

 

Artículos que también le pueden interesar