arl
Protección ARL Tendencias

Tecnopatias o Tecnopatologías, enfermedades de la era digital asociadas al trabajo

29 julio, 2022

La tecnología avanza y con ella han surgido las tecnopatías. Un tipo de enfermedad laboral que aunque muy común, tiene oportunidad de prevención. 

Así es, las nuevas tecnologías han mejorado la calidad de vida de la mayoría de personas, pues son una herramienta de trabajo eficaz, que proporcionan soluciones acertadas, inteligentes y rápidas a las necesidades. Sin embargo, los múltiples beneficios de las tecnologías están afectando la salud debido al uso abusivo o en exceso de los dispositivos electrónicos. 

Un exceso que puede derivar en problemas de salud física y mental, son las denominadas enfermedades de la era digital, tecnopatías, tecnopatologías, tecnoenfermedades, o enfermedades 3.0. 

¿Qué son las tecnopatías?

El término ‘tecnopatías’ o ‘tecnopatologías’ hace referencia a los trastornos de tipo mental, físico y social relacionados con el excesivo uso de móviles, ordenadores y otros dispositivos electrónicos.

Estas enfermedades se están comenzando a percibir, cada vez con más frecuencia en las consultas de medicina, psicología y fisioterapia; en forma de dolores musculares generalizados, vértigos, problemas de concentración, sequedad ocular, dolores cervicales; tecnoestrés o insomnio, entre otros síntomas.

En Seguros Bolívar, nos preocupamos por su bienestar, por eso le contamos cuáles son las tecnopatías más frecuentes y qué puede hacer para prevenirlas. ¡Veamos!

Tecnopatías más frecuentes, asociadas a la exposición de factores de riesgos laborales:

Riesgo Físico – Ruido

El Mal de iPod: un alto porcentaje de trabajadores han incorporado, durante su jornada, el uso de auriculares, audífonos, ya sea a sus dispositivos móviles o sus computadores.

Con frecuencia, se utilizan a volúmenes superiores a los recomendados, con lo cual, y dependiendo de la vulnerabilidad de la persona, se podría estar poniendo en peligro la capacidad auditiva a medio o largo plazo.

Algunas veces, los trabajadores escuchan música dentro de la jornada laboral y en espacios extralaborales, lo cual impacta de forma negativa la actividad que se esté realizando, la concentración, periodos de descanso y, en general, la salud. Además, si esta exposición se prolonga en el tiempo y/o se produce de forma reiterada, puede dar lugar a daños irreversibles en el oído. 

El uso regular de dispositivos de audio puede aumentar el riesgo de padecer alguna de las siguientes enfermedades auditivas: pérdida auditiva o hipoacusia, tinnitus o acúfenos

🔗 ARL: ¿Cómo se clasifican los riesgos de las empresas de acuerdo a su actividad?

¿Qué se recomienda?

Si usa sus audífonos por bastante tiempo, trate de tomar un descanso por lo menos de cinco minutos cada hora, de esta forma sus oídos se recuperarán del uso de los audífonos. La Organización Mundial de la Salud recomienda la regla del 60-60, es decir, el uso de los auriculares debe ser máximo por 60 minutos, a 60 dB o 60% de la potencia del equipo.

Riesgo Físico – Iluminación

La fatiga visual: el exceso de horas frente a la pantalla del computador, dispositivos móviles, televisión, etc., provoca que los ojos trabajen en exceso y muy rápido, por consiguiente, se desencadena cansancio.

Además de la fatiga o cansancio ocular, se presentan dolores de cabeza, mareos, lagrimeos. Así como enrojecimiento ocular, ardor, visión borrosa, sensación de pesadez en los ojos, tensión ocular; hipersensibilidad a la luz, conjuntivitis recurrentes, fatiga y sueño al leer

Este efecto es frecuente en personas que realizan su trabajo a corta distancia de la pantalla y durante períodos de tiempo prolongados. 

¿Qué se recomienda?

Para minimizar estos síntomas, es ideal realizar pausas activas visuales cada 15 minutos. Puede levantar los ojos sobre la pantalla o mirar objetos a mayor distancia, y controlar factores del entorno como: luminosidad de la pantalla, contrastes pantalla-fondo, acomodar distancias (pantalla, teclado, documentos), calidad de imagen, condiciones climáticas, intensidad y complejidad del trabajo y duración de la jornada laboral.

La electrosensibilidad: algunas personas padecen síntomas como jaquecas, insomnio y pérdida de memoria a corto plazo, debido a las radiaciones electromagnéticas de baja frecuencia que emiten las tecnologías inalámbricas o dispositivos eléctricos.

arl Seguros Bolivar

🔗 Todo lo que debe saber sobre la enfermedad laboral

Riesgo Biomecánico

Las malas posturas y los movimientos repetitivos, realizados durante el uso de dispositivos electrónicos y computadores, pueden derivar en lesiones de las extremidades superiores.

Tendinitis: los movimientos repetitivos y prolongados que se realizan principalmente con los dedos pulgares e índice provocan inflamación en la zona, afectación de los tendones y dolor. Sin embargo, la atención que se presta a la actividad realizada inhibe involuntariamente los mecanismos de alerta y dolor, de manera que no se detecta el malestar generado hasta que se relaja o finaliza la actividad.

Una posición sostenida y levantada de la muñeca frente al teclado provoca molestias en la muñeca y el antebrazo. De forma general, estas afecciones cursan con dolor agudo al realizar movimientos de prensión (sin necesidad de aplicar una fuerza excesiva para hacerse sentir) y pérdida de fuerza en la extremidad superior. 

Síndrome del túnel carpiano: afecta al nervio mediano, a nivel de la muñeca, como consecuencia de la presión o atrapamiento que él mismo sufre en el túnel carpiano, con lo que queda comprometida la movilidad y la sensibilidad de la mano. 

Los signos del síndrome del túnel carpiano se manifiestan gradualmente. Primero, mediante sensaciones de calor, hormigueo, pinchazos o adormecimiento, dolor o insensibilidad en el área del dedo pulgar, índice, corazón y mitad del anular. 

Los síntomas se presentan durante el reposo y en especial en la noche, llegando a afectar el sueño. Su progresión implica que el dolor se manifieste también durante el día, causando problemas de movilidad e incluso atrofia de los denominados músculos tenares, ubicados en la base del pulgar.

¿Qué se recomienda?

La prevención (corrección de vicios posturales, la práctica de ejercicios que fortalezcan las áreas afectadas y las mejoras ergonómicas en el puesto de trabajo) es la mejor forma de evitar que se vuelva algo crónico e irreversible. Se recomienda “desconectarse tecnológicamente” entre una o dos horas antes de ir a dormir.  Así como prescindir de dispositivos móviles o portátiles en el dormitorio, durante los períodos de descanso. 

Síndrome de text neck:  es un dolor a nivel posterior del cuello (nuca) que irradia a espalda y hombro, y que puede asociarse a dolor – hormigueo a nivel de extremidades superiores. 

El gesto de agachar la cabeza para leer o escribir durante el uso excesivo de teléfonos inteligentes o smartphones, tablets y laptops, conlleva un estiramiento y un estrés cervical, que genera contracturas musculares y pinzamientos. Con el tiempo derivan en mareos, migrañas, vértigos. 

🔗 Diez consejos para cuidar nuestra espalda y evitar un enfermedad laboral

¿Qué se recomienda?

  • Subir el nivel del celular.
  • Llame más, escriba menos.
  • Mejore su postura.
  • Descanse del uso del celular cada 20 minutos.
  • Haga estiramientos de cuello, brazos y espalda.
  • Practique ejercicio físico.

Riesgos psicolaborales o psicosociales 

Tecnoadicciones, uso compulsivo/patológico de internet, adicción a las nuevas tecnologías, adicción a las pantallas, ciberadicciones, entre otros, son las enfermedades que desarrollan las personas por el uso excesivo de la tecnología, sin ningún tipo de regulación. Estas son las más frecuentes:

  • La nomofobia (“no mobile phobia”): es un trastorno que consiste en sufrir un miedo irracional ante la posibilidad de perder, sufrir un robo, olvidar el móvil en casa o quedarse sin batería o cobertura.
  • El síndrome de Google o Cibercondría: produce que las personas consulten sus síntomas en el buscador, e incluso se autodiagnostican y se tratan sin supervisión médica. Asimismo, este síndrome también provoca que el cerebro no tenga que esforzarse por pensar, al obtener en Google respuestas de forma rápida y fácil.
  • La apnea del WhatsApp o síndrome del doble check: consiste en el chequeo constante de esta aplicación en búsqueda de nuevos mensajes, ya que quienes la sufren necesitan comprobar de forma impulsiva si el destinatario ha leído o no su mensaje.
  • El síndrome de la llamada o mensaje imaginario: este síndrome está asociado a sentir que se reciben llamadas o mensajes cuando en realidad no sucede, ya que el cerebro hace imaginar que se escucha el tono de una llamada o vibración del móvil.
  • El síndrome FOMO: significa en inglés fear of missing out y hace referencia al miedo a perderse algo de lo que está sucediendo en las redes sociales. Este síndrome puede originar un complejo de inferioridad, al tener la falsa percepción de que otras personas están teniendo mejores experiencias relacionadas con el trabajo, la familia, los viajes, etc.
  • Narcisismo digital: unido a lo anterior, algunas personas tienen la necesidad constante de colgar fotos en sus redes sociales para mostrar a los demás lo felices que son.

🔗 Vacaciones: ¡buenas para la salud!

Consejos para prevenir las tecnopatías

Si piensa que sufre un cierto ‘enganche’ a las nuevas tecnologías, trate de poner en práctica estos consejos que le ayudarán a sentirse mejor. 

  1. Establezca un horario limitado durante su día para escribir mensajes, chequear redes sociales, realizar llamadas, revisar las noticias, etc.
  2. Disfrute de su tiempo de ocio al aire libre y busque relacionarse de forma física con su familia y amigos. Evite el aislamiento social. Del mismo modo, guarde el teléfono cuando esté acompañado en comidas o cenas.
  3. Practique ejercicio físico con frecuencia, ya que está demostrado que el deporte aporta numerosos beneficios físicos y psicológicos, mejorando el rendimiento y capacidad de atención, disminuidos por el abuso de las tecnologías.
  4. Trate de no tener aparatos electrónicos en su dormitorio y respete sus horas de sueño para descansar lo mejor posible
  5. Respecto a su postura física, cuando use el móvil: siéntese bien, apoye la cabeza correctamente sobre un respaldo y levante el móvil para tener la cabeza con mirada horizontal, y así evitar que el cuello sufra.

Conocer estas tecnopatías permite identificar si en algún momento ha estado expuesto a los riesgos y situaciones que pueden generar molestias en la salud. Lo invitamos a establecer límites, seguir las recomendaciones y consultar con el médico especialista si considera que ha presentado algún síntoma descrito. Recuerde, en Seguros Bolívar nos preocupamos por su bienestar y el de su familia. 💚

¿Qué tan útil le pareció este contenido?

 

Artículos que también le pueden interesar